Se asoma el verano

por Fer Población

Se va asomando el verano. Dejamos atrás abrigos, bufandas, guantes y nos lanzamos como locos en búsqueda de los polos y las gafas de sol. ¡Ya era hora! Y es que el sol nos cambia hasta el carácter. No pongo en duda que en unos días estaremos todos protestando todos con expresiones del estilo “hace un calor que no es normal” o ” dan ganas de no salir de casa”, qué le vamos a hacer si somos así. Pero hoy, da gusto salir a la calle y ver el día que hace.

Bueno… da gusto para los que lo vean… algunos ya me habéis oído hablar de mi oficina, a los demás os lo cuento hoy. Vivo en frente de una pared pistacho, al lado de una pared pistacho y delante de una pared pistacho. Sin ventanas. Sólo este tono pistacho hospitalario por todos lados que muchos días no sé si sentarme a trabajar o pedir que me reciten algo (aunque sean pastillas para el dolor ajeno). Ya da más rabia en días como hoy que mientras camino hacia la oficina disfruto de los rayos del sol.

Son estos días los que ando más despacito, los que me recreo más observando a mis desconocidos habituales, los que trato de empujar las agujas del reloj a ver si se mueven más rápido… pero no funciona. Os voy a hacer una confesión. Días como hoy, cuando me siento agobiado de estar aquí metido, a veces me conecto a algunas cámaras webs de playas, ciudades, museos… para ver gente. Es mi ventana al mundo, mi modo de saber que sí que hay gente fuera. Así que si pasáis por delante de alguna de estas cámaras… saludar, igual os veo.

 

Anuncios