A mí sí

por Fer Población

¿Os gusta cuando alguien os sonríe por la calle? A mí sí. En ese momento siente unas pequeña afinidad con esas persona pese a no conocerla de nada. Parece que no estamos tan solos en el mundo, que no vamos cada uno por nuestra cuenta. Y lo bueno es que te dan ganas de sonreír a la siguiente persona con la que te cruzas y, a lo mejor, si hay suerte, vas a conseguir provocar la misma sensación agradable que tú has tenido.

¿Os gusta cuando alguien os llama simplemente porque se ha acordado de vosotros? A mí sí. Son las llamadas que más me gustan, Esas de simplemente quería saber cómo estás, cómo te va todo. Son llamadas que implican un te echo de menos que, no por no pronunciarse, deja de estar menos claro. Por desgracia estas llamadas escasean. En el mundo de prisas que vivimos estamos perdiendo esos momento importantes para echar de menos. Deberíamos hacer más llamadas de esas.

¿Os gusta cuando os encontráis a un amigo que hace tiempo que no veis por casualidad? A mí sí. Muchas veces estamos tan metidos en nuestra rutina del día a día que vivimos adormilados y pendientes de la próxima tarea que llevamos apuntada en nuestra lista. Estos encuentros son llamadas de atención, golpes de realidad, son paréntesis en el gris del día a día. Y nos dan alegría, energía. Lo malo es que muchas veces suelen concluir en un “a ver si nos vemos” que queda en eso, en una intención.

¿Os gusta miras a alguien y se sonroja? A mí sí. Aunque hace muchísimo que no me pasa. No sé si es que no causo ese efecto o simplemente que las personas con la edad hemos aprendido a domar nuestras mejillas.

A mí me gustan las sonrisas espontáneas, las llamadas sin motivos, los encuentros casuales y los sonrojos ajenos. Al menos a mí sí me gustan.

Anuncios