Complejo de Peter Pan

por Fer Población

Vale que ya no soy un niño, ya me gustaría. Vale que tengo canas. Vale que muchos de los que ahora son entrenadores yo los he visto jugar. Pero a pesar de todo esto, más o menos, sigo teniendo los mismos gustos y las mismas aficiones que cuando aún no era mayor de edad.

Lo que pasa es que hemos ido adaptando estas aficiones. Por ejemplo los dibujos animados. Los sigo viendo. Ya no me refiero a las películas estilo Pixar, que sinceramente me encantan. Esas aún tienen su punto de para todos los públicos, aunque sinceramente creo que van más pensadas para gente de mi edad que para niños de 5. Hablo de series estilo Padre de Familia, Padre made in USA o incluso Los Simpsons. Drogas, robos, putas, alcohol, asesinatos, crímenes… ¡eh pero son dibujos!

¿Y los comics (para mí de pequeño eran tebeos, pero eso ya no es moderno? Hace tiempo que no voy a una tienda de comics. Es más, creo que nunca he ido a una tienda de comics, yo iba a quioscos, pero me da a mí que esos sitios deben tener una sala con cortinilla a la entrada. Estilo videoclub, donde guardan los comics más subidos de tono. Vamos que dos grandes aficiones de los infantes, los hemos pervertido para poder seguir disfrutando de ellos.

Todo esto viene por la película que he visto anunciar hace poco, Ted. Un peluche salido, que bebe y dice palabras feas. Ya no respetamos ni los osos de peluche. Las pachangas entre amigos ahora son partidos solteros contra casados. Hacer botellón ahora es ir a casa de un amigo a cenar. Y mandar una notita a la chica que te gusta ahora es mandar un mensaje por facebook, o por whatsapp o…

Vamos, que seguimos haciendo lo mismo, pero con matices. La única diferencia es que en todo lo que hacemos (sí, en todo) aguantamos menos y nos cuesta más recuperarnos. Es lo malo que tiene la edad.

 

Anuncios