Cosas que no entiendo

por Fer Población

Hay cosas de nuestro día a día que no entiendo. Las hago. Pero no las entiendo. Una me pasó ayer. Coincidí en el ascensor con una vecina y es que es matemático eh, se juntan dos personas con poca confianza en un ascensor y… qué calor hace eh. El tiempo, nos da por hablar del tiempo. A ver, que son dos minutos ¿no podemos estar tranquilamente mirando los cartelitos del ascensor con la típica broma de “pidan que los niños viajen solos”? Pues no. Y sí, hace calor. Pero decir hace calor, es tan absurdo como decir que estamos en Madrid, que es martes, que son las nueve y media… son cosas que los dos sabemos, pero el caso es hablar.

Otra cosa que no entiendo es lo raritos que nos ponemos cuando llueve. Es caer cuatro gotas y lo primero que hacemos es encoger los hombros. Pero vamos a ver, que descendemos del mono, no de la tortuga. Que por mucho que nos encojamos la cabeza no va a entrar dentro del cuello. Pues nada, todos corriendo por la calle con complejo de Igor (Aigor si el Frankenstein es jovencito).

¿Y eso de dar un paseo para bajar la cena? Te comes dos ñus, tres bocatas y dos trozos de tarta, pero oye… das una vuelta a la manzana y lo has bajado. Hay grandes seguidores de este tipo de dieta como Falete, Torrente, Flo… a uno le da por pensar que quizá el motivo del paseo no sea otro que dejar las ventosidades fuera de casa. Todo un detalle para los que convivan con ellos.

Otra cosa que no entiendo, pero en este caso no hago. Las mujeres cuando se arreglan para salir. sacan el despliegue de modelitos encima de la cama. Comienzan a probarse uno tras otro, para terminar (en un 85% de los casos) poniéndose el primero que se probaron. La hora y media de las pruebas posteriores yo lo considerería tiempo perdido. Ellas una ratificación empírica de la correcta elección del modelo. Formas de verlo oye.

En fin que hay cosas que no entiendo. Muchas. Pero tampoco tratéis de explicármelas, porque mucho me temo que vosotros tampoco las entendéis.

Anuncios