Crisis y despilfarro

por Fer Población

Estamos en crisis. La olemos, la comentamos, la vivimos, la odiamos, la sufrimos, la tenemos… crisis. Y por mucho que estemos en crisis hay cosas que, por rutina, seguimos despilfarrando, tirando.

Y es que esto es sencillo, vas al Burger y pides comida para llevas… ¿de verdad alguien necesita tantas servilletas? ¿alguien guarda las bolsitas de ketchup que no usa? Eso sí, normalmente se olvidan de meterte la pajita y te hacen una faena, pero eso tiene más que ver con la ley de Murphy que con la crisis.

Nos encanta tirarlo todo. Por la calle te van repartiendo panfletos (flyers sé que suena más moderno, pero son los panfletos o papelotes de toda la vida) de todo tipo. La papelera más cercana es su hogar natural. Si el mismo que los reparte se dedicara luego a recogerlos y reciclarlos igual sacaba un dinerillo. El ciclo de la vida.

Lo de usar y tirar va con nosotros. Recuerdo que no hace mucho una amiga me comentó que cada vez que se va unos días de casa su hermano (viven los dos juntos) hace acopio de platos, vasos y cubiertos ¡de plástico! Qué tío más grande o más vago. Según se mire. Pero estamos en crisis. Y seguro que este hombre protestará de que gana poco, de que la cosa va muy mal…

Aunque en este sentido los reyes de la inutilidad son los cacharritos de ensalada de col de algunas hamburgueserías… creo que ni sé a qué sabe. El enigma del origen de la ensalada de col en estos platos es casi tan intrigante como por qué siempre que ya casi no puedes más el baño está ocupado. En fin dejemos estas cosas para profesionales, que lo resuelva Iker Jiménez.

Anuncios