Lunes al sol, lunes quemados

por Fer Población

Me da a mí que ése era el auténtico significa del título de la película… que los lunes estamos todos más quemados. Y yo, claro, no soy la excepción. Pues sí, hoy estoy de mal humor. Y es que hay cosas que no entiendo. De vez en cuando me encuentro con algunos personajes que se dedican a molestar a los demás. Sin motivo, sin buscar nada, sin conseguir nada a cambio, simplemente porque sí.

Por ejemplo el otro día por la calle vi dos contenedores quemados. Bueno más bien vi los hierros que quedaban de ellos y una mancha de plástico derretido en el suelo. Que alguien me explique la gracia. No creo que los chavales tuvieran frío la verdad, que por la noche estamos a unos 16 grados y eso se aguanta bien. Es más, tampoco creo que los personajes (por no decir hijos de puta) se quedaran a ver su obra. Gamberros sí, pero cobardes también.

Además están los que aparcan su coche ocupando dos plazas… es que así no me lo rayan… bueno a menos que venga otro igual de “educado” que tú (por no decir hijo de puta) y te haga la firma del zorro con una llave en tu coche. Y claro, si eso pasa el aparcador espacioso chillará al cielo pidiendo venganza. Sin pensar en las vueltas y vueltas que ha hecho dar a otros para que se coche descansara en cama de dos por dos.

Tenemos a los que rompen cristales por las calles, tiran botellas en el suelo, hacen pintadas en las paredes… vamos una colección de joyas que lucirían con luz propia en la pasarela Cibeles o cualquiera que quiera llevarlos alrededor del mundo.

Y de remate este fin de semana. Yo en mi casa, pijama limpio, una pizza y dispuesto a ver el partido del Madrid. Pues no. No hay partido mire usted. Que alguien ha decidido cortar los cables y, a menos que los futbolistas usen casco de minero, no hay manera de jugar. Pues mira qué bien.

Lo dicho que es lunes y estoy de mal humor. A ver si mañana es mejor día.

Anuncios