¡Viva los novios!

por Fer Población

Mañana se casa mi amigo Josito. Pues que viva los novios. Uno se va haciendo mayor, como ya os he comentado antes, y estas son las cosas que te gustan, te hacen ilusión. Primero porque ves que gente que lleva muchos años formando parte de tu vida se encamina hacia un futuro. Da un paso, un salto y se embarca en una nueva aventura a golpe de sí quiero. Y tendremos corbatas, nervios, comida, alcohol (mucho), risas… a fin de cuentas fabricaremos recuerdos que en unos años, cual abuelitos, nos contaremos unos a otros e iremos llenando las lagunas y reconstruyendo lo que pasó aquél día, aquella noche.

La vida en el fondo está hecha de eso. De momentos claves que nos arrastran en una u otra dirección. No vale la pena darle vueltas al qué habría pasado si… es mejor disfrutar del camino que has elegido, el que estás viviendo. Y si no te gusta, da un golpe de timón y un giro de 180º (ojo que si giras 360º te quedas en el mismo sitio).

Pues eso, que mi amigo Josito se casa, y allí estaré yo luciendo mi chaqué (al final le voy a sacar partido) y mi sonrisa. Pensando en miles de historias que hemos vivido. Rezando porque no tengamos un caso de novio a la fuga (que el chico es miedica jejeje).

Todo el mundo sabemos quién es la que manda en las bodas: la novia (o puede que su madre). El novio es sólo un complemento necesario para que ella pueda tener su gran día y ay como al novio se le ocurra destacar en positivo o negativo… divorcio exprés.

Mañana me voy de boda. Pasado de cañas. Ambos planes me apetecen. Os veo el lunes.

Anuncios