Bonito palabro

por Fer Población

Cómo nos gusta aprender palabras raras. Soltarlas como si fuéramos expertos. Darnos aire de importancia con lo que hemos aprendido. Y es que en esta sociedad en la que vivimos hasta las palabras pasan modas.

Ahora tenemos una palabra nueva de moda: la ciclogénesis. Y ya somos todos expertos en ciclogenética. La culpa de la crisis seguro que la tiene la ciclogénesis, o al menos algo habrá tenido que ver. En los bares de los rincones de España la gente mienta la ciclogénesis a ritmo de pincho de tortilla y caña (o doble, según apetezca). Los telediarios nombran la ciclogénesis en sus titulares. La ciclogénesis está nominada a los Óscars y todo.

Oye, pues no sé lo que es. Qué poco estoy a la moda.

Corta fama la de la ciclogénesis que quedará en el olvido al estilo de Tamara (que no cambió), Aída Nízar, Joselito… ay esos muñecos rotos por la fama. Qué crueldad más grande la de los medios que los ensalzan y olvidan con la misma facilidad. La pobre ciclogénesis irá de plató en plató vendiendo sus miserias y se verá víctima de las bromas y chanzas de Jorge Javier Vázquez. Perderá la ropa interior como la Spears y acabará en la cárcel como la Fox. Pobre ciclogénesis qué te han hecho.

Y yo sigo sin saber lo que es.

Anuncios