Ay Valentín, Valentín

por Fer Población

Siempre se ha dicho que lo importante es que hablen de ti, aunque sea bien. Pues en este sentido el señor Valentín (dicen que santo) tiene una de las mejores campañas de marketing del mundo. Hay varios personajes que sólo les hacemos caso una vez al año. Papá Noel (gordo cabrón americanizado), los Reyes Magos (que no van en dinosaurio) y Valentín el santo. Eso sí, en su día tenemos a estos personajes hasta en la sopa.

Las campañas de las tiendas o negocios para sacarnos el dinero (si es que queda algo) con la excusa del santo son curiosas. El sábado pasado me hicieron en Zara Home un 20% en dos fundas de almohada por promoción valentiniana. ¿Cama?¿amor? ¿por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? Oye pues ni idea. Y es que alguna de estas promociones queda bastante forzada… ya lo estoy viendo. “aviva la llama del amor… dos por uno en revisión de calderas de gas”.

Aunque en este sentido los reyes de la manipulación son los señores de El Corte Inglés. Las estaciones entran cuando ellos quieren, la navidad no empieza hasta que a ellos les da la gana y encima ahora sacan de la chistera el día del padre, la madre, la suegra (vale, este es mentira, pero todo el mundo sabe que regales lo que le regales a tu suegra no le va a gustar) y de San Valentín. Por cierto, debo advertir a más de uno (que la gente es muy bruta) que cupido y San Valentín no son lo mismo. Nada que ver. Para más información wikipedia.

Y es curioso lo que puede ser considerado romántico y lo que no. Ni idea de quién ha marcado las pautas, pero todos nos las sabemos. Ir al teatro bien, ir al fútbol mal. Comprar flores bien, comprar un cactus mal. Regalar bombones bien, regalar chorizo mal. Pues oye que no lo entiendo. A algunas mujeres (léase mi hermana Reyes) les gusta el fútbol, los cactus aguantan más tiempo (prueba de que vuestro amor se prolonga en el tiempo) y el chorizo siempre es buena idea (con macarrones… eso sí que es un matrimonio y no el boquerón con anchoa).

Sí que es cierto que desde hace mucho tiempo es la primera vez que podría celebrar San Valentín y no San Ballantines, pero casi mejor mañana que es viernes y el amor no depende de calendarios. Vamos digo yo.

 

Anuncios