Quien bien te quiere…

por Fer Población

Dicen que quien bien te quiere te hará llorar. Curioso. Vamos a pensar que esa frase es cierta. Pues me doy cuenta que hay mucha gente que me quiere y yo no lo sabía.

El primero que me quiso fue el médico en el parto. Su amor incondicional a mi persona le hizo darme esos azotes. Dicen los que no tienen ni idea que es porque el llanto ayuda activar los pulmones. Qué va. Era amor puro y duro. Qué mejor muestra de amor que dos azotes bien dados. Pero de los de verdad eh… de esos que pican y dejan el culo rojo. Nada de cachetitos cariñosos, no no. De los de la España rural a pantalón de pana bajado y ruda mano de labriego como instrumento ejecutor. Amor.

Y a lo largo de tu vida te han amado muchas más personas. Y tú tan desagradecido. Muy mal. La canguro que no te cambiaba los pañales por no comerse el marrón (nunca mejor dicho) no es que fuera una vaga, no es que le diera asco, no es que disimulara hasta que llegaban tus padres y ponía cara de asombro en plan… vaya se lo acaba de hacer. Qué va, era amor. Mucho amor.

El inventor de la alergia que te deja la nariz como un grifo mal cerrado y los ojos con riego por goteo… destilaba amor. Los cocineros mexicanos con sus kilos de picante son los osos amorosos de los cocineros. El mosquito que se lanza a tu ojo se suicida por amor.

Hay amor en todas partes. La chica que te dijo, te quiero como amigo… te quería. El profesor que te suspendió con un 4,9 te amaba. El amigo que te dejó tirado te apreciaba… y tú sin darte cuenta. Qué mal.

Conclusión: si esa frase es verdad, todos somos sádicos y masocas a la vez. Qué cosas.

Anuncios