El mundo y sus mocos

por Fer Población

El mundo no es tan grande. De verdad que no. Al final somos cuatro gatos aquí cerquita por mucho que nos queramos dar importancia. Y es que creo que hace tiempo os comenté, y si no es así lo hago ahora, que yo conocía a una japonesa en Sudáfrica con la que me reencontré en Nueva Zelanda. Toma ya.

Pero es que esto, lejos de ser un caso aislado, se va repitiendo en mi vida. Podemos añadir dos casos más. Ayer estuve cenando con un amigo catalán que conocí en Ciudad del Cabo y es probable que en breve me reencuentre con un amigo chileno que conocí en Nueva Zelanda.

Somos todos mocos del mismo pañuelo. Y es que con la tecnología y las modernidades hemos cambiado mucho en nuestra forma de comunicarnos y relacionarnos. Ya sé que ya he hablado de esto, pero es algo que en estos momentos me viene muy al pelo (sin bromitas eh).

Whatsapp, skype, fb, emails… las distancias no son tan grandes. Es un pañuelo, no una sábana. Centrémonos en eso.

Anuncios