Dinosaurios

por Fer Población

De pequeño me gustaban mucho los dinosaurios. Bueno en el fondo creo que a todos los niños pequeños nos gustaban los dinosaurios. Unos bichos grandes y que se parecían más a dragones que a animales, y está claro que los dragones molan. Vale, los dinosaurios no escupían fuego, pero algunos volaban, el pterodáctilo, que digo yo ¿sólo había un dinosaurio que volara? qué fraude… qué poca variedad… es como si una mujer entrara en una tienda de ropa y sólo viera un modelo de zapatos. Fijo que se iba indiganada. Pues lo mismo.

El caso es que ahora que soy mayor me siguen gustando los dinosaurios, pero otros. Y es que pones la palabra saurio detrás de cualquier cosa y ya tienes dinosaurio nuevo. Veamos algunas razas.

El marianosaurio rex, no confundir con el marranosaurio aunque confieso que es complicado. Temible especimen que arrasa por donde va. Sin duda hervíboro por su facilidad par comer brotes verdes. Especie supeditada a los movimientos de otras como por ejemplo el merkelsaurio o el bruselassaurio.

Rubalcabasaurio: especie en peligro de extinción y de muy complicada observación. Suele esconderse en cementerios como los elefantes para dejar que pasen sus días.

Que dinosaurios hay muchos, que los tenemos por la calle a diario, que tú no mami (hablando de dinosaurios viene a cuento), pero sin duda hay una raza que ni siquiera necesita añadir saurio. Lo es, lo sabemos, nos damos cuenta. Falete.

Anuncios