Cuestión de salud

por Fer Población

Si vas andando por Madrid, cosa que a ciertas horas del día es más una hazaña que una anécdota, verás que hay bocas de Metro por todos lados. Es imposible andar más de cinco minutos y no ver una boca de Metro. Lo que demuestra que Madrid proporciona a los ciudadanos algo que necesitan: transporte.

Me parece muy bien. Tengo que dejar claro que el Metro es un medio de transporte rápido y cómodo. Es verdad que a mí no me gusta viajar en Metro, eso de ir encerrado bajo tierra sin ver nada de nada no me convence, pero lo cojo y me lleva a todos lados. Nada en contra del Metro.

Sin embargo no es el Metro lo único que necesitan los madrileños. Con eso no basta señora Botella, necesitamos más. En épocas como ésta del sol por bandera… debería haber el mismo número de quioscos de helados que de bocas de Metro. En serio, ayer quince minutos andando y no vi ni uno. La maldad ajena (Teresita mala) me hizo ver fotos de helados, y yo penando por uno. No es justo.

Madrileños sufriendo golpes de calor porque no hay puestos para refrescarse. Muy mal. Y queremos que nos den los Juegos Olímpicos. Vamos a maltratar, deshidratar, resecar a los visitantes. Lo bonito que sería helados subvencionados en la residencia olímpica y nada de regalar condones, que se puede disfrutar de otra manera. Sustituir oro, plata y bronce por chocolate, vainilla y nata. Levantar la vista y ver un quiosquillo de esos de quita y pon que tienen desde agua a patatas rematando en cremoso helados que amainan el calor.

Ay qué bonito sería señora Botella. La cofradía del Magnum consumido sumaría votos para su elección, que no digo reelección porque usted nunca fue elegida. El poder del magnum, no lo ningunee, se lo aconsejo.

Anuncios