El calor del amor en un bar

por Fer Población

Soy un gran defensor de los bares, creo que no hay duda de eso. Son mi territorio, mi espacio vital, mis dominios, mi tesoro… vamos que ahí es donde yo me muevo con más soltura. Si Jerry McGuire era el rey de la sala de espera (enséñame la pasta), yo soy el rey codo en barra. Vamos que nadie puede dudar de lo que me gusta ir a tomar algo.

Es verdad que los bares están notando la crisis, la gente sale menos, gasta menos, se deja ver menos. Y teniendo claro que soy fan de los bares debo decir que me ponen de mal humor los anuncios pro bares que están haciendo ahora tanto coca cola como mahou. No nos engañemos, en el fondo lo único que buscan es vender más, que no nos cuenten ahora tonterías de nuestra forma de ser, del carácter español… todo con muchas vueltas para al final decir ve y paga que así me forro yo.

Me da rabia que me digan lo que tengo que hacer. Cierto que no voy a dejar de ir a los bares, pero lo hago con menos ganas, que conste. Y es que ya los de coca cola se pasan de cínicos… ahora están con la campaña contra la obesidad… pero si la coca cola engorda!! Vamos que lo primero que hay que hacer para adelgazar es dejar de tomarla. Pero claro su opción les sale más rentable… jartate a coca colas y mientras haces footing, abdominales, flexiones… si es que nos la meten doblada.

Me viene a la memoria ahora un anuncio de las “marcas de toda la vida” que venía a decir algo así como… no seas cabrón y compres productos más baratos que llevo viviendo de ti años y ahora no quiero tener menos beneficios. Mucho mejor dicho y de forma más elegante claro, pero al final el mensaje es ese.

Hacen con nosotros lo que les da la gana. Nos venden la moto y las compramos a pares y al final acabaré tomando una caña de mahou en un bar pensando en que se me ha terminado el detergente de toda la vida. Pero al menos he protestado un ratito.

Anuncios