Fantasías animadas de ayer y de hoy

por Fer Población

Siempre me ha hecho gracia esa frase… con la voz del locutor sudamericano tan seria y tan solemne. Es curioso, me voy a hartar a oír locutores de este tipo en breve. El caso es que me ha venido a la memoria esta frase por dos motivos. Por un lado porque mi cerebro va por libre, y por otro porque me doy cuenta que al final en las líneas que suelto aquí me dedico a dar vueltas sobre los mismos temas. Como diría mi amigo Kike “y vuelta la burra al prao”.

Pero supongo que a todos los pasa un poco lo mismo, que hay cosas que nos llaman más la atención, en las que nos fijamos más, que despiertan algo en nosotros, y es que el día que perdamos la capacidad de sorprendernos será el mismo día que olvidemos la pasión por reinventarnos. Sería una pena la verdad.

Y yo sigo pensando en las mismas cosas. Estas paredes pistacho, de las que tantas horas he hablado, me siguen dando “grimilla”. Me agobian, me deprimen, me miman la moral. El pistachismo, como el pastafarismo, deberían estar prohibidos, castigados y perseguidos. Se aceptan propuestas para nuevos colores a incluir en mi vida, como nota diré que no me gusta el morado.

Mis vecinos siguen con sus cositas. Y cuando digo cositas quiero decir con sus roces. Y cuando digo roces me refiero a caricias. Vamos que se pegan unas maratones de sexo que ya no sé si protestar o aplaudir. Igual me estoy confundiendo de trabajo y lo que debería es hacerme agente de esos dos y moverlos por pelis de mujeres que fuman y webs marranotas… potencial (o potencia) tienen. Se me ocurre la idea de tratar de convencerles de probar nuevas técnicas. Incluso inventar una nueva. Si en el sexo tántrico se eyacula para dentro, a ver si ellos consiguen gemir para dentro. Si les sale bien eso va a sonar como si estuvieran echando un polvo Alvin y las ardillas. Tendría su gracia.

Los porteros cada vez me tiene más intrigado. De verdad. Mira que ahora que estamos en crisis hemos llegado a cometer la osadía de tocar los bemoles a los hasta hace nada intocables funcionarios. Pues con los porteros nada de nada. Ellos con su transistor, su ventanita y saludando al personal. Eso sí, por las mañanas un buen chorro de agua en frente del portal, que todos sabemos que sin ese agua una ciudad no podría funcionar correctamente. No pongamos en riesgo el buen funcionamiento de Madrid que viene el COI y nos da para el pelo…. ah no que eso ya lo han hecho.

Suele decirse que un español con un vaso en la mano lo sabe todo y punto. Esto es cierto a menos que le lleve la contraria un portero (sin distinción de sexos que todos son igual de cotillas) enarbolando una escoba. Los porteros tienen una FP propia: Formación Protescional.

Y ya, y de remate por hoy (y sabiendo que me dejo muchas cosas en el teclado) mi trending topic últimamente, Chile. Trending Topic suena mejor que “temita con el que doy la brasa”, aunque la segunda expresión es más sincera. Si es que ya me voy, no me queda nada, en dos semanas podré observar a diario cómo “Santiago de Chile se despierta entre montañas”. En este momento tengo una mezcla al 50% de ganas, miedo y nervios. Ya sé que eso suma un 150%, pero eso da una idea de que ya no sé ni cómo estoy.

Mañana más, no sé si mejor.

Anuncios