10.000

por Fer Población

10.000 guiños, 10.000 segundos, 10.000 miradas. 10.000 visitas sumo ya en mi blog, y puede que no parezcan muchas, pero desde mi punto de vistas son 10.000 pequeñas y victorias. Personas que se asoman, os asomáis a ver lo que pienso, siento, digo. Ver cómo respiro ese día y qué se me ha metido en la cabeza. No sé si es curiosidad o interés, pero lo que es cierto es que aquí estáis. Todos los días.

Siendo sincero, que no sé ser de otro modo, os diré que sigo echando de menos un poco más de vosotros, pero a fin de cuentas yo asumo el peso de este tinglado y salgo a buscaros. No sé si escribo para vosotros o para mí, pero lo hago, y me gusta. Y debo confesar que en algunos momentos he tenido ganas de callarme, de cerrar el chiringuito e irme con mi blog cabalgando hacia la puesta de sol. No lo he hecho. Quizá porque tengo tantas cosas que contar que necesito soltar lo que llevo dentro.

Hay casos en los que me olvido de que me leéis. Que pienso sólo en mí mismo, delante de la pantalla soltando mis verdades sin filtro. Hay veces en los que dudo si finalmente si publicar o no lo que he escrito. No sé si me creeréis, pero siempre he terminado publicando. Tengo que ser coherente conmigo mismo. Desde el primer momento decidí que iba a soltar las cosas según me venían, ni siquiera releo lo que escribo, por eso fijo que debe haber mil y un erratas sueltos por los posts. Perdonádme esos fallos. Lo que pierdo en corrección lo gano en espontaneidad.

Pues eso, que ya habéis venido a ver 10.000 veces. Las puertas siguen abiertas.

Anuncios