Fútbol con fatatas

por Fer Población

Hasta Telepizza se suma al carro. Todo es fútbol. Fútbol hasta en la sopa. Fútbol con fatatas. Y digo lo de Telepizza por el famoso tweet de “desmentimos la noticia, no hemos fichado a Messi de repartidor” Vamos que si el año que viene al angelito (de gusto dudoso) le da por vestirse de naranja les va a faltar tiempo a los de Repsol para soltar algo en plan “no señora, aunque Messi parezca un butanero no le va a llevar las bombonas a casa”.

La gala del balón de oro (y sí, lo pongo con minúsculas porque para mí que la cosa no es para tanto) se parece cada vez más a la ceremonia de los óscars (también con minúsculas). Con su alfombra roja, con la gente de inteligencia “especial” paseando por la alfombra roja, con sus trajes horteras, con sus discursos aburridos, sus momentos emocionantes y emocionados y sus minutos de relleno interminables. Por cierto en España somos tan… mmmm… cómo decirlo… cutres vamos que nuestra alfombra roja la de los goya (rima fea) la pintamos de verde. Cosas de Heineken, pero vamos que hay que tomarse unas cuentas de esas para aguantar ese tostón.

Pero volvamos al fútbol que me voy por las ramas (como Tarzán) que a mí el fútbol me gusta, pero me empieza a pasar como con el queso de cabra, la cebolla caramelizada y el fuá (sí Iodia lo escribo así porque me da la gana), que me canso. Que lo ponen hasta en la sopa, que dentro de nada tendremos medicinas con sabor a cebolla caramelizada, fijo que alguna de estas tan de moda ahora para la tos, mocos o similares. Ya no preguntamos cuándo juega tu equipo, sino quién juega hoy. Vamos que el acomodamiento de atributos de Di María ha sido más comentado que el proceso soberanista de Cataluña. Conclusión señor Mas, si quieres tener más cuota de pantalla dedicate a tocarte los huevos y dejar de tocar los de los demás.

En fin que espero hoy desmarcarme pronto del trabajo, regatear a los jefes y lástima que no sea verano (en España) que sino pegaría un buen piscinazo. Ojo con las bodas de penalty.

Anuncios