Noche de puertas cerradas

por Fer Población

“Hay gente pa to” Seguro que esta expresión la habéis oído más de una vez, a más de una persona, en más de un contexto. A veces se dice para bien, pero la mayoría de las veces se dice para mal. Como en este caso, que hay gente pa to y algunos son para echarlos de comer aparte (otra expresión).

Pero bueno, os cuento, que no se trata sólo de protestar, sino el explicar el porqué de mi desasosiego y desapego continuado hacia especímenes concretos de la especie humana (vamos que estoy hasta los huevos de cuatro gilipollas). Pues bien ayer a eso de las ocho y media la portera de mi casa (cosas curiosas, en Chile tenía seis hombres que ejercían de portero y en España sólo una y mujer… ¿mejor o peor? no sé) subió a informarnos que le habían robado su juego de llaves de todos los pisos del portal.

Bien no pintaba el tema, no creo que exista ningún coleccionista de llaves, ningún fetichista de llaves (llaverofilia) que las quiera para mirarlas, disfrutar de sus formas, deleitarse con su tacto. Para mí que lo que querían era robar. Ya lo dijo Ockam al cortarse con su navaja… lo más sencillo suele ser cierto. Pues nada que un malecho, un golfo apandador (qué gracia me hizo que Miguel Ángel padre se acordara de este nombre) quería pasar nuestras pertenencias a sus sucios bolsillos.

Muy mal, que uno ya va teniendo años y no está para sustos. En el fondo estamos tan metido en nuestra rutina que cuando algo cambia vamos correteando como pollos sin cabeza. La puerta de tu casa es como Gandalg con el Balrog… no puedes pasar. Y punto. Tu hogar, tu castillo, tu refugio… y miras la puerta con cara de pena y piensas ¿pero no éramos amigos? ¿por qué te vas con otro? ¡Tu puerta te quiere ser infiel!

¡Cómo duelen las rupturas! Y es que claro… lo tuyo con tu puerta era en la salud y en la enfermedad hasta que la llave nos separe. Y la llave la tiene otro. El amante bandido, o golfo apandador (me encanta el nombre).

Querida puerta, lamentándolo mucho yo presento demanda de divorcio cerrajero por medio. Esta noche quiero estar seguro que mi puerta está cerrada.

Anuncios