La tortilla gran señora

por Fer Población

Que sé que ya he hablado de esto, lo sé. Antes de que Aina me regañe lo admito yo, pero es que no me puedo resistir. La tortilla… qué gran invento por favor. Ni la rueda, ni el teléfono, ni la bombilla… me quedo con la tortilla (y sin haberlo pensado me ha salido un pareado). Que vale, que esos tres son grandes inventos, que la rueda hace falta para traer los ingredientes para hacer tortilla, que el teléfono viene genial para llamar a teletortilla (¿existe teletortilla?… oportunidad de negocio eh) y que sin la bombilla la tortilla a oscuras sería más difícil hacerla y comerla.

El mundo por montera… no, mi mundo por la tortilla. Con cebolla (que de lo que se come se cría) poco cuajada y con su trocito de pan. Ole y ole. Baberos para todos. Buena, rica, barata, saludable… remedio anticrisis donde los haya y generadora de kilos de felicidad.

La tortilla debe ser nuestra gran embajadora por el mundo, abrirnos fronteras a base de huevos (y patatas) y fijar la marca España con su puntito de sal. Tortilla de España, de la parte de España que os dé la gana.

Hoy he invitado a mis compañeros a tortilla. Me quieren más. Los he conquistado por el estómago claramente, pero conquistado a fin de cuentas. Alzad vuestros tenedores y gritad conmigo… ¡ole la madre que te inventó tortilla!

Anuncios