Las oscuras golondrinas no volverán

por Fer Población

Fijo que no, vamos que ni de coña. Que no me lo creo, que esas no vuelven. Y no me extraña eh. Las pobres venían con sus abrigos bien calados en diciembre y casi se nos achicharran. Más de una cogió el sarampión, o al menos es lo que decían las señoras mayores cuando veían que estábamos demasiado abrigados o con demasiado calor en casa (¿será igual que eso de que si te masturbas te quedas ciego?).

Y claro las pobres se vuelven locas y no entienden nada de nada. Por mi oficina seguro que no se acercan, que como estamos cerca de Génova se asustan. Todos los días pitos, gritos, carteles… y de todo el mundo es sabido que eso a las golondrinas les da miedo, y mucho. Dicen que prefieren acercarse a Ferraz, que le han dicho que allí también hay señores que trabajan, pero oye ellas nunca les han visto y se pasean con tranquilidad por ahí. Hay veces que han visto hasta plantas rodantes de esas que salían en las películas del Oeste de Almería. Esos espaguetis westerns que tan traumado han dejado a más de uno.

Las golondrinas quieren montar su propio sindicato, les han dicho que con eso pueden dar la campanada, bueno no, campanada no que eso las asusta, pero vamos que pueden montar comidas, pedir dinero, hacer regalos y luego nadie les va a decir nada. Es mejor ser golondrina que futbolista, y muchísimo mejor que juez o presidente. Las golondrinas viene y van como les da la gana, pían lo que les da la gana, se caga en quien les da la gana y no dan explicaciones a nadie. Vaya dos golondrinos Toxo y Méndez….

Anuncios