¿Sabes?

por Fer Población

No siempre sé lo que digo, ni lo que pienso ni lo que hago. No siempre digo la verdad y a veces me la invento. No sé si sabes que sé que no todo lo que sé es verdad, que el saber puede no ocupar lugar, pero que lo que sabemos lo tenemos presente, pasado y futuro. A veces no sé qué hacer, si pensar, si vivir, beber o bajar la vida a empellones y pensar en los días venideros de vino y rosas, con más vino que rosas y si puede ser sin vino.

No tengo claro quién soy, qué hago, dónde estoy. El dónde voy es una duda grande marcada a fuego de sol de agosto en la prominente frente que acaba en la nuca. Y las dudas y sinsaberes marcan una teleraña laberíntica con minutauro ciclópeo. Cornudo, pero con dioptrías, y es que ante las desgracias hay veces que es mejor no ver.

Me olvido de olvidar momentos con sabor a hiel, y no recuerdo recordar otras que me han sacado una sonrisa. No sé, no me acuerdo, no me aclaro. No es que sólo sepa que no sé nada, frase manida cada vez más carente de significado, lo que sé es que lo dudo. Y de duda en duda voy pasando los días con la certeza de que ayer existió y poco más caballero.

No tengo claro si quiero saber. La ignorancia es atrevida y en tiempos de crisis global de dinero, modales, valores… el emprender es un valor en alza con necesario atrevimiento. Ignorante de razones que va por la vida echándole dos… narices.

Quizá llega a aprender que saber poco me puede ayudar a olvidar. O quizá no. La duda me mira a la cara y simplemente responde vuelva usted mañana.

Anuncios