Los jamonianos

por Fer Población

Ayer hablando con una amiga decidí que me cambio de religión. Eso de cristiano no está mal (mejor si es CR7), pero hay que dar un paso más. Hay que ser jamoniano, venerar el santo jamón, ibérico por supuesto. El jamón nos quiere a todos, nos gusta a todos, nos iguala a todos. El jamón no es sexista, ni racista ni ningún ista de estos feos.

Para dar un buen sermón una tapita de jamón.

Y el jamón tiene sus apóstoles, que no son jamón, pero no están mal… el lomo, el chorizo, el salchichón, la morcilla, la cecina, el queso…

Para tener una misa divina pon un poco de cecina.

Si alguien en tu iglesia chilla castígale sin morcilla.

Si quieres rizar el rizo pon un poco de chorizo.

Los salmantinos tenemos un plus para afiliarnos en esta religión. Lo hemos mamado (o masticado) desde pequeños. Lo vemos, lo olemos, lo sentimos, lo tocamos y lo saboreamos en nuestro día a día y no podemos evitar decir jamón sin sonreír. Sonreír mola. De verdad.

Jamón nuestro que estás en Guijuelo, santificada sea tu pata, venga a nosotros en forma de tapa…

Y si alguien se porta mal lo exjamonamos, fuera, a la calle… de cabeza al veganismo y que se apañe, que ya lo dijo Bart… no conquistas nada con una ensalada.

Aceptamos miembros, creyentes, fieles, seguidores… somos una religión minoritaria… por poco tiempo. Hoy al mediodía profesaré mi fe… con un poco de pan ¿alguien se anima?

Anuncios