Fusión, confusión o transfusión

por Fer Población

Que estamos en un mundo global no hay duda. Que nos estamos pasando tampoco. Porque vamos nos ha dado por pensar que juntando dos cosas diferentes que funcionan el resultado tiene que ser bueno. Y no, lo siento, pero no. Todo empezó por los cocineros, los nuevos niños mimados de la sociedad. Que llega un iluminado, planta una loncha de jamón encima de un poco de arroz… y hala sushi de ibérico. A vender.

Los toques orientales en la cocina están de moda, tanto que en cualquier hogar que se precie de un joven de menos de cuarenta años (si digo que soy joven soy joven, hala) podemos encontrar un bote de soja.

Propongo un experimento. Id todos a la cocina de vuestra abuela, rebuscad con ganas y seguro, bueno casi seguro (que seguro en esta vida no se puede estar de nada) que no aparece el botecito de soja. Que la soja da mucho juego, que hasta se hace leche con ella, no sé cómo, pero se hace.

Los chinos son muchos y poco a poco se van colando en nuestras vidas, así, sin que nos demos cuenta. Empezaron por el gato que saluda como propuesta para decorar nuestros hogares. Pero como vieron que eso no encajaba, que somos más pijos, más creídos… pues nos han traído el rollo del fen shui y nos la han metido doblada. Vamos que si tu cama no está orientada al sol naciente te salen gremlins todos los martes 16 de cada mes… o algo así, la verdad es que no presté mucha atención cuando me lo explicaron.

Que ahora que lo pienso… el sushi es guay y la comida china es cutre. Si piensas en sushi piensas en una niña bien con su iphone y su bolsa ideal, comiendo con sus super amigas y tomando una copita de champagne (fusión, ya os he dicho). Si piensas en chino piensas en la Jenny y su chico el Miki compartiendo un rollito en mitad del restaurante (después de eso comieron).

Y entre gatos que saludan, muebles que protestan porque no miran cara al sol (uy uy a ver si son muebles fachas) sushi de nuevo cuño y demás rarezas… miedo me da que en breve nos salga un torero chino ¿o ya lo hubo?

Anuncios