Secreto a voces

por Fer Población

Pues sí, os voy a revelar un secreto, aunque sé que es un secreto a voces. Vamos que no hay que ser muy listo para darse cuenta y sé de sobra que vosotros lo sois. En fin, vayamos con mi secreto. No todos los días me apetece sacar las letras de mi cabeza y lanzarlas en este teclado. Es más, no siempre que me apetece sé de qué hablar o cómo decirlo. Y no siempre que supero los dos primeros obstáculos estoy satisfecho con el resultado posterior. Vamos, que muchas veces al terminar me doy cuenta de que lo que he escrito es una mierda pinchada en un palo. Y lo publico, sí.

¿Por qué lo publico si sé que no es bueno? Sencillo, por honestidad. Porque no soy un genio (estoy muy lejos de ello), porque la calidad destaca entre la mediocridad, porque me da la gana.

Muchos días (ya no voy a decir todos, ya que algunos he fallado) me asomo aquí para contaros algo. En cierto modo es una obligación absurda que yo mismo me he impuesto y de verdad que no entiendo cómo he llegad a pensar que os lo debo. Ni idea oye.

Pero lo hago, aunque no sepa cómo, ni de qué, ni por dónde, pero lo hago. Post tras post y van más de 300, que se dice pronto. Muchas veces he tenido ganas de bajar la persiana y deciros que todo ha sido un sueño de Resines. Y cuando decidido hacerlo… escribo un post más. Puede que porque pienso en vosotros, puede que porque necesito soltar algunas cosas que llevo dentro, o puede que simplemente sea por ego, pero el caso es que lo hago.

Como os decía hoy no sé qué contaros. Tampoco os voy a engañar, no digo todo lo que pienso, pero sí os digo la verdad. Hay veces en las que me gustaría una pequeña reunión, soltar el post sobre la mesa delante de determinados de vosotros y esperar a ver las caras. Eso es lo malo de un blog, de un artículo, de un libro… normalmente no ves la reacción del que te lee. Es un feed back interruptus. Y es una pena, porque no es lo mismo que te cuenten lo que han sentido o pensado a poder verlo en directo. No es lo mismo.

En fin, no os aburro más hoy.

Anuncios