Un paso más

por Fer Población

Hay veces en que la vida da una vuelta de tuerca, un giro. No tiene que ser inesperado, no todos los giros lo son. A veces simplemente lo que ocurre es que tu vida cambia. Se escribe de otro modo, se inscribe en otro ámbito. Puede que haya sido un cambio drástico, un pequeño ajusto o un punto y aparte.

Lo que está claro es que los cambios siempre dan un poco de miedo, un poco de vértigo. Estamos cómodos en nuestra rutina y todo lo que venga a romper con ella nos hace entrar en nuestro momento de pánico. Pero no, tranquilo. Coge aire, respira hondo, cierra los ojos por un segundo.

Sé de personas muy cercanas que dentro de nada van a dar un giro, si quieren, un cambio en su vida, una patada a seguir. Y sé que tienen nervios, dudas, mil y una preguntas que google no responde (google no es tan listo, lamento comunicároslo). Bueno, pues las dudas una a una. Los problemas uno a uno. Las peleas… bueno eso mejor todas a la vez y así te las quitas de en medio.

Subir un escalón cansa, necesitas de un esfuerzo para lograrlo, pero al final siempre estás un poco más arriba. Tienes más perspectiva, opinas más a vista de pájaro y puedes ayudar a aquellos que aún no han conseguido subir. Eso también es importante.

Es época de cambios, de escalones. Nada es para siempre, a menos que tú quieras que lo sea, así que no hay nada mejor que dejar de no hacer nada.

 

Anuncios