Algo, pero no sé qué

por Fer Población

Ayer me dieron una buena noticia. Muy buena. No puedo contar cuál es porque me han pedido que no diga nada, y yo soy un niño bueno y obediente. Pero me hizo ilusión. Y me hizo pensar. Que no siempre hay que pensar en los momentos malos de la vida. Creo que en los buenos también merece la pena pararse a analizar los porqués. Sacar las claves de tu pequeño éxito y buscar repetirlos.

Bien, pues una de las cosas de las que me he dado cuenta es de lo mucho que me quiere la gente. De verdad que me sorprende a diario. Personas con las que apenas coincido se desviven por hacerme sentir un poco mejor o por mandarme un abrazo aunque sea por las redes sociales. Oye, me emociona, me extraña, me supera en muchos casos. Cuando alguien te dice con la voz y con el alma un “puedes contar conmigo” te da un espaldarazo que te sientes mucho más importante que Felipe VI ayer.

Y como decía antes, en estos momentos en los que te sientes bien, te sientes querido, apoyado… es bueno parar y pensar en los motivos por los que esto sucede. Pues oye, ni puta (perdón) idea. De verdad que no lo sé. Algo bueno he debido hacer para estar tan bien rodeado, pero no sé qué ha sido. De verdad. Entiendo que a los que veo con frecuencia me tengan cariño por todo lo que hemos compartido y vivido. Pero es que hay muchos a los que apenas veo y me reciben con los brazos abiertos. Y no sé el motivo, de verdad que no.

El caso es que sea por lo que sea… que siga, que así se vive muy agustito.

Anuncios