Todo eso es suyo

por Fer Población

Permitidme que por un día cambien la dinámica de mi blog y haga un ejercicio algo más propio de profesión, de periodista vamos. Y es que ayer perdiendo el tiempo durante los anuncios de una serie encontré por casualidad una noticia que me llamó la atención.

Esta es la noticia que me encontré en el Norte de Castilla.

http://www.elnortedecastilla.es/sociedad/201408/25/estrellas-japonesas-porno-dejan-20140825130836-rc.html

Pues la noticia comentaba que “Un grupo de actrices porno japonesas participarán el próximo fin de semana en un evento caritativo contra el sida en el que durante 24 horas invitarán a sus fans a tocarles los pechos”. Toma ya. Después del IceBucketChallenge llega el TocameLaTetaChallenge. Y estuve un rato dándole vueltas al tema, porque he de reconocer que así, de primeras, no supe muy bien qué opinar del tema. 

Lo que sí me quedó claro es que si esto se hubiera organizado en España se habrían oído las voces de las pseudofeministas (más bien hiestéricas e histriónicas) diciendo que eso era una degradación de la mujer, que era un espectáculo machista, que… y la verdad que yo hay cosas que no entiendo.

Vale, sé que me estoy metiendo en camisa de once varas, pero no lo puedo evitar. Vamos a ver, en este momento que aún colea la reforma de la ley del aborto, en el que numerosas asociaciones, personalidades y personajes (que no es lo mismo), políticos (que pueden estar en alguno de los grupos anteriores o ni eso) donde se está reivindicando la capacidad de la mujer de decidir aquello que atañe a su cuerpo… ¿me van a decir, justo en este momento, que estas mujeres no pueden hacer con sus senos lo que quieran? Pues no lo entiendo.

Porque son suyos, de eso no hay duda. Bien porque hayan nacidos con ellos o bien porque hayan decidido ponérselos, pero en ambas casos todo esto es suyo.

Es cierto que no me parece el acto más elegante que se pueda organizar, ahora que afectivo me da a mí que sí que es. Porque sinceramente tengo mis más que serias dudas de que todos aquellos que se están remojando hayan mandado su donativo. Me suena un poco a yo me mojo hoy, pero ya donaré… mañana (como diría José Mota). Esto es más sencillo, usted primero paga y luego toca. Así, en vivo, sin trampa ni cartón.

Si me preguntan si yo acudiría a uno de esos actos… pues no creo. Si me preguntan si lo considero tratar a una persona (sea hombre o mujer) como un objeto… pues sí, pero a fin de cuentas los pechos son suyos y los toca quien ellas quieran. Es por una buena causa.

Anuncios