Para los auténticos luchadores

por Fer Población

Hay algo que me molesta, y por eso lo voy a decir. Me molesta que digan que hoy es el “día mundial del cáncer”, es la frase que oyes por la calle. Y no es así, nada más lejos. Primero porque hoy es el “día mundial CONTRA el cáncer”, pero aún así no estoy de acuerdo con eso.

Porque hoy es vuestro día, no quiero hablar de esa puta enfermedad, quiero hablar de personas. De personas que han vivido, viven o vivirán con esta lacra. Personas que cuelgan la sonrisa en la cara con el cuerpo entre escombros, y te dan un abrazo y te preguntan ¿cómo estás? Con dos cojones.

Esa enfermedad que todos tenemos cercana, que a todos nos ha susurrado ponzoña en el oído, tratando de convencernos del no. Y no le hacéis caso. Vosotros, los protagonistas, los héroes, los auténticos luchadores, no compráis su verdad, y dais un paso adelante, dais lecciones de vida, y un vuelco en el pecho a aquellos que os acompañamos en vuestro camino tratando de empujar, pero en realidad siendo arrastrados, por vuestra fuerza arrolladora de rompe y rasga.

Todos vosotros estáis pensando en alguien ahora mismo. Uno de esos luchadores de los que hablo. Uno de esos héroes anónimos que han plantado cara y le han dicho a la enfermedad que no puede pasar. Puede que seas tú mismo, o tú misma la que tiene que empezar la pelea. Y hay héroes caídos en combate, héroes licenciados con honores que han dejado su huella en este particular paseo de la fama. Pensemos en ellos en lo que fueron y no en lo que terminaron siendo, porque se lo merecen,

Pero yo quiero mirar a los ojos a aquellos que estáis en mitad de la pelea, expresar mi cariño, mi admiración, mi apoyo. Copiar vuestras ganas de vivir, vuestro coraje, vuestra visión del mundo mucho más realista y desprovista de las absurdas imposiciones que nos hacemos día a día. Yo quiero miraros a los ojos y ver ese brillo de rabia y de valor, que sé que está ahí. Porque vais hacia adelante, porque vais a por ellos, porque cuando la vida se pone cuesta arriba, puede que se tarde un poco más en llegar, pero vais a hacerlo.

Hoy es vuestro día, el de gladiadores del siglo XXI. Mañana es vuestro día, porque mañana seguiréis ahí. Y llegará el día en el que os den la medalla al valor o veáis al enemigo vencido. Apostemos todos por ello.

Anuncios