¡Viva México cabrones!

por Fer Población

Pues sí, ya he vuelto de allende los mares y retomo mis locuras por escrito, que sé que os he abandonado mucho. Perdón, perdón, perdón… ¿si me pongo de rodillas y lloro y pataleo me perdonáis? Por fi!

Uys, creo que estoy peor de lo que pensaba… en fin, como os iba diciendo, que acabo de volver de México. De una boda. Gran boda. Creo que aún tengo la mezcla en el cuerpo entre alegría y emoción, o puede que simplemente sea el jet lag, yo qué sé, nunca he sido muy listo.

El caso es que se ha casado mi amigo Carlos, y bien casado, y yo que me alegro, porque lo mejor que se les puede decir a unos novios es que se merecen mutuamente. Esta es la segunda vez que yo lo digo, aunque realmente espero que esta vez la cosa funcione mejor que la primera, pero mucho mejor, aunque no tengo dudas de ello. Qué gran pareja hacéis Carlos y Pelanchis. Enorme, de esas que siempre quieres a tu lado. Juntos o por separado, pero los dos sois grandes, muy grandes.

A mi calendario de bodas de este año aún le quedan tres fechas en rojo. Que puede que para muchos os parezca algo sencillo, que me sé de parejas que hacen la ola el fin de semana que no tienen que ir a prensenciar un Sí quiero, pero a mi personalmente, que para eso soy el que escribe, me parece que voy servido. es más, tengo la suerte de poder decir que me apetecen las tres. Cada una por sus motivos y razones claro.

Y cuando pensaba que ya era game over, que la partida había terminado, que las cartas estaban sobre la mesa y se oía el no va más… en ese momento la vida, que se descojona conmigo, me tenía una sorpresa más. Pero esta vez la vida y yo nos reímos juntos, y eso es mucho mejor.

Cuando menos te lo esperas pasa algo, mucho de algo, muchas horas de algo y muchos kilómetros de lo mismo. Porque la vida es así, tan pronto te raciona las sensaciones como que te hace atragantarte de ellas. La vida es como yo, que no tengo medida, que las cosas se me suelen ir de las manos y entono con alegría el no vuelvo a… En el fondo tiene sentido que mi vida sea como yo, o quizá es que yo soy como mi vida… qué sé yo.

No sé qué o cómo va a pasar. Sea lo que sea aquí estoy para disfrutarlo, y ¡encima hace sol!

Anuncios