Pasarlo bien en la oficina

por Fer Población

Ay Eva la que nos has liado. Y por una manzana, por una puta manzana. Que si fuera por un jamón ibérico pase, pero ¿una manzana? ¿de verdad que valía la pena? Pues nada que a la niña le dio por hacer el gamberro y lanzarse a comer la manzanita de marras, y desde ese día a los seres humanos nos toca trabajar.

Bueno… todos tenemos que trabajar menos los ricos, los funcionarios, los políticos, los trepas, los jubilados, los ni nis… uff vale, está claro que los que trabajamos somos los pringados. Por tu culpa Eva, por tu gran culpa.

Trabajo: llamase trabajo a algo que haces ocho horas al día para que al final de cada mes (o muy entrado el siguiente) entre en tu cuenta una cantidad de dinero para que puedas comer, beber (a veces más de la cuenta) y vivir.

Y está bien, está montado así y no voy a ser yo quien ponga patas arriba el chiringuito, pero que me engañen no, que traten de colarmela no. Seamos serios.

Porque hoy escuchando la radio van y me dicen que hoy en España celebramos el día de pasarlo bien en el trabajo. Sí, me has leído bien, el día de pasarlo bien en el trabajo. Pasarlo bien y trabajo son conceptos que no pegan, son ideas que no se pueden unir, como gato y simpático, como lluvia y bikini, como Madrid y playa, como agosto y cocido (aunque esto último lo he practicado, pero os tengo dicho que tenéis que hacer lo que os diga no lo que yo haga)… señores, que lo primero que hacemos para pasarlo bien es no trabajar.

Venga vamos a pasarlo bien en el trabajo, las chicas que disfruten su depilación, nosotros de nuestro tacto rectal, seamos felices en el dentista, gocemos como locos pagando los impuestos y lleguemos al orgasmo metiendo los dedos en la Thermomix… que nos va el sado, lo duro, que nos peguen, pero a base de bien.

Día de pasarlo bien en el trabajo podría compararse con el día internacional del váter (que también existe), lo que viene a ser un día de mierda.

Anuncios