El pijama de arriba

por Fer Población

No sé si os he comentado esto ya, es que os he contado muchas cosas (es mi pequeña manera de presumir de que ya llevo 500 posts, ataque de ego modo on), pero me he dado cuenta de que tengo un pijama condenado a trabajos forzados. El de arriba del cajón. Porque claro, tú llegas, abres el cajón y ¿qué pijama eliges? Pues el de arriba, el fácil, total es un pijama… Pero claro a base de ir repitiendo, el pobre va teniendo mala cara, es un viejo prematuro, le van pesando los años.

Es más, ahora que los domingos son días que los suelo sufrir en silencio… Bueno, vale, no tan en silencio, que soy mucho de quejarme, aunque es más aburrimiento que dolencia real, que los que vivimos solos tenemos mucho tiempo libre y pienso en tantas cosas que a veces me asusto de mí mismo. Pero eso es otro tema. Como iba diciendo, ahora que los domingos son días de poca actividad, cuando alguno de mis amigos tratan de arrancarme de mi magnífico sofá para pisar eso tan terrorífico que llaman calle, les mando una foto de mí mismo tirado en pijama. Y claro, muchas veces es el mismo pijama, y claro ellos piensan que es la misma foto que se la mando muchas veces, y claro el efecto de “es evidente que no me voy a mover” se va perdiendo.

Por eso se me ha ocurrido una nueva modalidad. Mando la foto con el periódico del día, al estilo prueba de vida de las pelis de secuestros, pero en mi caso es más bien una prueba de la poca vida que me queda a esas alturas de la semana. Pero también tiene un problema. Si no quiero salir de casa, es difícil tener el periódico del día. Al menos en mi caso que no estoy suscrito a ninguno en Madrid. Claro, este domingo sí ha funcionado, porque estaban mis padres y salieron a desayunar (ir a desayunar pudiendo perrear en casa es una mala idea), pero es un caso aislado.

Mi pobre pijama no sólo está explotado, sino que encima me aprovecho de sus derechos de imagen. Quizá un día haga rotación de cajón y pase al ostracismo, seguro que también por eso se queja. El caso es protestar.

Anuncios