Los desayunos algo esconden

por Fer Población

Desconfía de la gente que desayuna bacon por las mañanas. Y huevos, y hamburguesas. o sandwiches, o pizzas… Algo esconde. Algo están tramando. Nadie necesita tanta energía para empezar el día. Seguro que tienen un perverso plan para dominar el mundo (como los gatos), quizá nunca sean capaces de ponerlo en práctica, pero ellos lo piensan y se ríen y mientras llenan el buche con lo que para los demás seres humanos es una comida.

Desconfía de los que desayunan café y churros. Van de tradicionales, de señoritos. Mirando por encima del hombro a todos los que han roto con el saber estar español. Se sienten en posesión de la verdad y están anclados en un pasado que ya ha pasado y del que no van a volver.

Desconfía de los que toman cereales con leche. Odian España, se creen que todo lo de fuera es mejor y lo echan en cara a golpe de cuchara entre crujido y crujido. Sus malas madres, cuando eran pequeños, no les dedicaban tiempo suficiente, no les hacían el desayuno y las torpes manos de estos individuos no podían ir más allá de echar unas cosas marrones y leche por encima. Están resentido y se les nota.

Desconfía de los que toman una barra de pan con aceite y tomate. Saben que están más en forma, son más altos, más listos, más sanos que tú. Se ríen de ti con cada mordisco y sienten lástima de ti.

Desconfía de los que no desayunan. Son los peores. Van de sobrados por la vida, de que ellos pueden con todo. No les hace falta nada ni nadie para vivir y rechazan a todos y todo lo que les rodea.

Desconfía.

Anuncios