Mis elecciones

por Fer Población

El día después del domingo, que suele ser lunes, tenemos en los periódicos, las radios, las televisiones… Mil y una opiniones de lo que pasó ayer. Para los despistados: Ayer se celebraron elecciones autonómicas en España. Y el curioso balance, más allá de lo típico de que ningún partido pierde, es que muchos no elegimos. No elegimos en general. No elegimos.

Pues yo sí, yo sí voté y sí elijo. Y elijo muchas cosas. Elijo el Cola Cao antes que el Nesquick. Elijo una caña antes que un café, elijo las raciones en la barra antes que las comidas de mantel de hilo. Elijo tomar siempre la penúltima, reírme de mí mismo, pensar en los amigos.

Elijo sonreír antes de seguir enfadado. Elijo los casual mondays, las miradas cómplices, las sábanas limpias, el olor a Nenuco. Elijo que me llames, que te acuerdes de mí, que sepas que me tienes y que decidas usar ese derecho adquirido.

Elijo echar de menos a los que no están. Duele, pero prefiero recordar que olvidar, eso también es una elección. Elijo las cosas sencillas, pequeñas, sin alardes ni estridencia. Lo cotidiano que no es que sea lo normal, lo extraordinario de nuestro día a día.

Anuncios