Eres salmantino y no lo sabes

por Fer Población

Te lo digo yo, tú en el fondo eres salmantino y no lo sabes, no te has dado cuenta. Porque si los de Bilbao nacen donde les sale de los huevos, todos tenemos un poco de salmantinos (bueno yo más).

Porque te gusta poder cruzar la ciudad andando, sin tener que aparcar, sin tener que usar transporte público, sin meterte en atascos, sin perderte. Nada está demasiado lejos y si piensas que es un trecho largo, pues paras a mitad de camino a tomar una caña, que Salamanca es la segunda ciudad de Europa en densidad de bares por habitante.

Y en eso también eres salmantino, porque te gusta que te den de comer con tu caña, pero gratis eh. Pero nada de que te pongan cualquier cosa que se le esté pasando al camarero, no. Que te dejen ver lo que hay, que ya eliges tú.

Te gusta conocer los bares, restaurantes, locales que tienes cerca, que sepan quién eres, que te traten como si fueras de la familia, que te sirvan “lo de siempre” o te comenten que “tienes que probar” algún plato.

Te encanta presumir de ciudad, que sea Patrimonio de la Humanidad, que tenga una de las universidades más antiguas de Europa. Que la Plaza Mayor sea una Torre de Babel a ras de suelo y gente de todo el mundo venga a decir lo bonito que tienes.

Y pagar las cosas en su precio, no tener que pedir un crédito personal para una copa, ni una hipoteca para una comida. Que la cuenta venga “poco hecha” y te digan “gracias mi niño”.

Encontrarte con tu alcalde tomando algo, o paseando, sin que haya cinco maromos alrededor con pinganillo y cara de mala leche.

Por todo esto, y por mucho más, sé que en el fondo, eres salmantino.

Anuncios