A veces

por Fer Población

A veces juegas con tu vida a cara o cruz y se te olvida lanzar la moneda. A veces quieres asomarte al precipicio y se te olvida que vives en un bajo. A veces quieres decir sí, pero nadie te pregunta. A veces vas con el corazón en un puño, con la sangre derramándose por tu mano, con la palidez mortecina asomando por tus mejillas, y alguien te pregunta qué tal.

A veces tu mundo de dentro se derrumba y solo se te ocurre sonreír, fingir, esconder… Porque es lo correcto, lo que te han enseñado, lo que se supone que tienes que hacer. Pues lo haces. Lo interpretas y optas a un Óscar (que el Goya se lo lleva cualquiera). 

La vida diaria es un carnaval veneciano, aunque llevamos las máscaras tan pegadas que son ya parte de nuestra propia piel. Y duele quitarlas, duele arrancarse esa pose de bien quedísimo y enseñarse de frente. Con arrugas, cicatrices, manchas y marcas.

Y sí, soy así. Tengo taras y cargas. Tengo un pasado a cuestas, un presente en dudas y un futuro incierto. Puedes cambiarme por otro, aunque espero que no lo hagas.

Anuncios