Cosas que pienso y a pesar de ello digo

No es mi mejor virtud el filtrar mis opiniones

Mes: febrero, 2016

Adiós 

Creo que hay que saber cuando algo ya no tiene sentido. Y esto ya no lo tiene. Empecé hace cuatro años con muchas ganas, buscando compartir mis historias, mis pequeñas batallas, pero sobretodo con ganas de lanzar mensajes para hablar con alguien.

No lo he conseguido, está claro que no. He lanzado mensajes al aire y el guante ha quedado tantas veces en el suelo que se ha llenado de tierra. Pero pensemos en positivo, son más de 500 posts en los que os he enseñado quién soy. Quizá he enseñado demasiado. Habéis visto parte de lo que soy, de lo que pienso, de lo que siento.

Pero creo que hay que saber llegar al final. No tengo la fuerza ni las ganas de seguir con esto y no creo que vayáis a echar de menos mis tonterías. 

Por eso creo que es el momento de decir adiós. De poner punto y final. De decir que hasta aquí hemos llegado. Gracias por  haber perdido vuestro tiempo conmigo. Perdón por no haber dado lo que buscabais.

Creo que lo mejor es cerrar este blog.

Medio llueve

No sé si os he contado que vivo en un primero. Mi casa tiene muchas cosas buenas, una de ellas es que todas las ventanas que tiene dan a la calle. Y la calle es muy animada, muy divertida, pasan muchas cosas… Sin ir más lejos… Por cierto, siempre me ha hecho gracia esta expresión ¿sin ir más lejos? ¿pero dónde vas a ir? Quédate quieto y cuéntame lo que quieras, pero si te vas lejos no me voy a enterar. Bueno, a menos que me llames por teléfono, pero si estás a mi lado y te vas lejos para llamarme por teléfono no tiene mucho sentido ¿no? En fin, que me voy por los cerros de Úbeda… Anda, mira, yo también me he ido lejos, que ya os tengo dicho que tenéis que hacer lo que yo os diga, no lo que yo haga, soy peor ejemplo que Froilán instructor de armas de fuego.

Pues como decíamos ayer (guiño a mi querida Salamanca), o más bien en el párrafo de arriba, la calle es animada, vale que por la zona que vivo la media de edad es más de Arévalo que de Dani Rovira, aunque después de los Goya Rovira parece que cada vez le hace más caso a su primo Carod. A lo mejor es su padre… Imaginaos a el tal Carod con su bigotito diciendo… Yo soy tu pade. Puede que haber visto las seis películas seguidas de La Guerra de la Galaxias (para frikis modernos StarWars) no me haya sentado muy bien. El caso es que la calle es animada, y el otro día que me dio a mí por cantar en casa me hicieron los coros desde la calle. Me habría dado vergüenza si me hubieran visto, primero por mi show de karaoke y segundo por mi modelo de pijama añejo y camiseta llegando a la pubertad.

Total que hoyhe oído a dos que decían que estaba “medio lloviendo”. ¿Cómo puede estar medio lloviendo? O llueve o no llueve. Si caen gotas del cielo llueve, si no, pues no. No es tan difícil ¿no? Puede llover mucho, o llover poco, pero ¿medio llover? Hay cosas que se hace, o no se hacen, pero que no se pueden hacer a medias. ¿O sí? Porque yo ya estoy en un sinvivir. Empezamos con eso de comer a medias, que es algo que los españoles hemos llamado ir de pinchos, aunque eso siempre me ha parecido una excusa genial para beber. Que pedirte una copa a las dos de la tarde no está muy bien visto, pero estás a vinos y acumulando platitos de comida en la mesa y ahí nadie te dice nada.

Aunque si hay algo que yo pensaba que no se podía hacer a medias es casarse. Pues parece que sí. Porque ahora parece que se puede uno casar a medias. No,no me refiero a casarse por dinero, por aquello de los papeles, aunque sí que es cierto que las mayores locuras en nuestra vida las hemos hecho por dinero o por “a que no hay huevos de”. Me refiero a estos de la tele del programa en el que se casan sin conocerse. Y porque quieren, y con cámaras… Yo no entiendo nada, pero como le decía el otro día a alguien hay gente que tiene sexo con animales.

Pues eso, que parece que está medio lloviendo. ¿Tengo que partir el paraguas por la mitad, ponerme una bota de agua, abrir el paraguas a medias? Un mar de dudas.