El notas de las notas

por Fer Población

Acabo de leer una noticia en el mejor periódico del mundo mundial. Y no, no es porque yo trabaje ahí, qué va, apenas, no es porque yo también sea accionista y cuanto más veces lo compréis o más veces entréis en la web más dinerito me llega… Tampoco. En fin,que es, que acabo de leer en La Gaceta Regional de Salamanca (ahora es cuando vosotros debíais decir un ooooooh) una noticia que me ha llamado la atención.

La noticia cuenta cómo un alumno de la universidad ha conseguido meterse dentro de la intranet de la institución y lleva cuatro años cambiando sus notas. A ver, que si el chaval estudiara derecho, o medicina, o matemáticas… Pues dices,oye vaya morro (o jeta, por cierto qué rica), que estudie como todo el mundo. Pero es que la cosa no va por ahí, es que el chaval estudia ingeniería informática. Siendo así el caso, sinceramente, se la merece. Porque está claro que ha sido más listo que sus profesores al poder saltarse sus protocolos de seguridad. El alumno ha superado al maestro, así que… ¿Quiénes son los profesores para poner nota a este chico? Sería como si artistas fracasados juzgaran un concurso de talentos (uy, no sé por qué esto me suena de algo).

Me imagino al chico llegando a casa antes de recibir las notas, a sus padres ejerciendo de tales y preguntando “qué vas a sacar” y él, sacando pecho, diciendo “pues lo que vosotros queráis”. Y así fue, así lo hizo. Dos golpes de cursor y notas a medida.

Y habrá algunos que estén pensando ahora que no es justo, que no ha dedicado tiempo en estudiar. Vale,pongamos un ejemplo. Llegas a tu casa y no funciona la caldera de agua caliente y como las duchas frías no es lo que más te apetece por las mañanas ahora que empieza a refrescar llamas a un técnico.Llega el técnico, abre la caldera, aprieta un botón, la cierra y en cinco minutos tienes tu agua caliente. Es verdad que te sientes algo tonto al ver que el arreglo realmente era tan sencillo, pero la clave es que él sabía qué botón era y tú no. Y le pagas, claro está, pero no le estás pagando por el tiempo que ha dedicado a tu caldera, le pagas porque él sabe arreglarla y tú no.

Pues con este chico es lo mismo, no se trata de el tiempo que ha dedicado a estudiar, se trata de lo que realmente sabe.Yo le ponía matrícula.

Anuncios