Un día más

por Fer Población

En esta época confusa, en estos momentos nunca antes vividos en los que vivimos improvisando, en esta pausa obligatoria en nuestra vida, existen dos tipos de días. Hay veces que sientes que es un día menos, que queda un día menos para volver a lo de siempre, a lo que nos gusta. A vernos, a disfrutarnos, a convivir, porque yo no soy yo si no tengo un nosotros.

Pero también hay un día más. Hoy es un día más. Hoy siento que llevo un día más en este laberinto, con un minotauro llamado coronavirus, del que no veo salida.

Hoy me he despertado con un olor de boca desagradable (Kike ha hecho de las suyas), con un mal sabor de boca (ahí Kike no tiene nada que ver), con pocas ganas de salir de la cama (pero tenía que sacar a Kike) y con menos ganas de afrontar todo lo que nos queda.

Hoy me he dejado la sonrisa en la almohada y buscado, con pésimo resultado, pincharme algo de energía positiva (que para eso la insulina no me vale).

En fin, afrontemos el hoy y ya veremos mañana.